La corriente minimalista se deriva de una reacción al Pop Art. El minimalismo va en dirección opuesta a las ornamentaciones recargadas que se utilizaba a mediado de los años 80. Contrario a la decoración tradicional, el minimalismo no busca ocupar tanto espacio sino preservarlo. El concepto de minimalismo también se ha utilizado en otras áreas como la música, el teatro, diseño interior, la web y la literatura.

  1. A la hora de iniciar una decoración minimalista tenga en cuenta que el color blanco es el predilecto a la hora de decorar un espacio. Otra buena opción son los colores crudos que también son tenidos en cuenta en este tipo de decoración.
     
  2. Para complementar una decoración minimalista es buena idea utilizar telas sin estampados y colores puros, esto te brindara simplicidad y minimalísmo en el espacio.
     
  3. Después de haber utilizado telas sin estampados, lo siguiente que tenemos que tener en cuenta es crear una unidad visual entre los elementos para adornar y los muebles. Es importante que los elementos decorativos no se repitan.
     
  4. Tener orden en la decoración es una de las características del minimalismo.
     
  5. Para generar un contraste se utilizan colores ya sea en un objeto único, la alfombrar, un cuadro o un cojín del sofá.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar